Atragantamientos niños

Atragantamientos niños

miconsulta No Comments
  Sin categoría

que hacer si un niño se atraganta con comida

Los que tenéis niños sabéis lo aficionados que son a llevarse todo a la boca, lo que deben y lo que no y más de uno nos hemos llevado un susto con este tema de los atragantamientos: un fruto seco, una gominola, un juguete… …la variedad de objetos que pueden ponerles en peligro es inmensa.

Por eso no nos cansaremos de decir que lo primero es la prevención: revisar los juguetes que les dejamos a su alcance, que no tengan piezas pequeñas o que se puedan desprender (ojo con los hermano mayores y las cosas que les pueden prestar!!), no darles frutos secos si tienen menos de 5 años,  supervisarles mientras comen…

Si a pesar de todos los cuidados se atragantan se pueden plantear varias situaciones:

-El niño está consciente y tose: nada de golpes ni dedos en la boca, hay que colocarle incorporado y animarle a toser fuerte.

El niño está consciente pero no tose y se ve que se está ahogando: si vemos el objeto en la boca intentamos extraerlo pero no lo hacemos a ciegas nunca, si no lo vemos no metemos lo dedos en la boca.

Si es un lactante hay que reclinarlo boca abajo, con la cabeza un poco más baja que el cuerpo, sobre nuestro brazo y darle 5 golpes fuertes con el talón de la mano entre las escápulas y a continuación sin cambiar la inclinación ponerle boca arriba y hacer 5 compresiones fuertes y lentas en el sitio donde se hace el masaje cardiaco (en el tercio inferior el esternón).

Después de esta secuencia comprobamos si el niño esta consciente y revisamos la boca por si vemos el objeto. Si no lo vemos continuamos con los 5 golpes entre las escápulas-5 compresiones torácicas hasta que se resuelva.

golpes espalda atragantamiento niñoSi es un niño la operación es parecida pero con él de pie echado un poco para delante: 5 golpes fuertes entre las escápulas seguido de 5 compresiones abdominales cogiéndole desde detrás (seguro que lo habéis visto en laguna película, se llama maniobra de Heimlich): nosotros detrás del niño, nuestro puño en la parte alta del abdomen, debajo del esternón y la otra mano rodeando el puño y apretamos hacia adentro y hacia arriba como si quisiéramos levantarle del suelo pero sin llegar a hacerlo. Después de esta secuencia, como en el lactante, se comprueba la consciencia y si vemos el objeto. Si no lo vemos seguimos hasta que se resuelva.-si el niño está inconsciente habría que iniciar maniobras de RCP como si se tratara de una parada cardiorespiratoria.

Como veis es mejor no verse en una situación así por lo que repetimos: PREVENCION, PREVENCION, PREVENCION

sintomas apedicitis

miconsulta No Comments
  Sin categoría

Una de las mayores preocupaciones de las familias cuando los niños tienen dolor abdominal es el miedo a que se trate de apendicitis.

Aunque la mayoría de los dolores abdominales no se deben a apendicitis es importante diagnosticarla para evitar complicaciones.

La apendicitis es la urgencia quirúrgica más frecuente en la infancia. Se debe a la inflamación del apéndice, un segmento con forma de dedo que sobresale en el intestino grueso. Cuando se perfora produce la peritonitis, una infección muy grave.

Puede afectar a cualquier edad aunque es raro que aparezca antes de los dos años  y hay más casos entre los seis y los doce años

¿Qué síntomas produce la apendicitis?

Es característico el dolor abdominal que empieza alrededor del ombligo y que se va desplazando hacia la parte inferior derecha del abdomen (fosa iliaca derecha) El dolor es continuo y aumenta de intensidad cuando va pasando más tiempo.

Empeora cuando el niño se mueve, salta, tose o al apretar y soltar sobre esa zona. Un niño con dolor abdominal que se ríe, corre y juega es poco probable que tenga apendicitis.

Puede acompañarse de nauseas y vómitos, que aparecen después que el dolor, al contrario de lo que sucede en las gastroenteritis. También suele aparecer pérdida de apetito y febrícula. Algunos niños tienen también diarrea, aunque en otros aparece estreñimiento.

A veces puede producir síntomas como los que aparecen en una infección de orina lo que hace que el diagnóstico sea más difícil. En los niños más pequeños también puede ser más complicado detectarla.

El diagnóstico es clínico, según los síntomas y la palpación abdominal. La analítica de sangre y las pruebas de imagen (ecografía abdominal) pueden ayudar a confirmar la sospecha.

El tratamiento es quirúrgico y consiste en extirpar el apéndice, la operación es sencilla y si el apéndice no se ha perforado no suele producir complicaciones.