Vomito de bebé

Vomito de bebé

miconsulta No Comment
Sin categoría

los vomitos de bebes

El vómito de lo bebés en los primeros meses es una consulta bastante frecuente, es importante conocer los síntomas y signos de alerta en las regurgitaciones y vómitos de nuestros bebés. Cuando unos papás consultan porque su hijo vomita mucho y es un bebé pequeño se nos enciende siempre la bombilla del reflujo porque no es lo mismo vomitar que regurgitar y no es lo mismo regurgitar que tener una enfermedad por reflujo. Parece muy complicado pero intentaremos que sea fácil comprenderlo.

El vómito es la salida por la boca del contenido del estómago de manera forzada mientras que en una regurgitación sale el contenido del estómago pero esto no supone ningún esfuerzo, al bebé “se le escapa” la leche, bocanaditas, cada vez que lo mueves, al explorarlo y apretar su barriguita…y en la enfermedad por reflujo las regurgitaciones producen unos síntomas (dolor, rechazo de alimentación, irritabilidad…)

En los bebés el esfínter que separa el esófago del estomago (recordaros que la comida baja desde la boca hasta el estómago a través del esófago y que entre el esófago y el estómago hay un esfínter, un cierre, que se llamar cardias y su misión es impedir que con los movimientos del estómago la comida vuelva a subir por el esófago hasta la boca), pues bien, ese esfínter en los bebés es inmaduro, no cierra bien, si juntamos esto al hecho de que su comida es toda líquida es fácil que los bebés regurgiten y hay algunos en los que esto es más evidente y más llamativo, casi continuo y es cuando suelen consultar los papas.

En principio si el bebé no tiene síntomas y tiene una buena ganancia de peso es cuestión de tiempo, de que el esfínter haga mejor su trabajo y de que a los seis meses la comida del bebé pase de ser sólo leche a leche y cosas más consistentes.

cojin de lactancia para amamantamiento

Mientras tanto podemos mejorar algo la situación intentando no moverlos mucho después de las tomas, cambiándoles el pañal antes de la toma y manteniéndolo después de la toma un poco incorporados usan un cojin de lactancia para dar el pecho.

La cosa cambia cuando con las regurgitaciones el bebé esta incomodo, llora, rechaza comer porque sabe que le va a doler, esta irritable, se arquea hacia atrás de dolor en las tomas, no gana bien peso, se atraganta, hace apneas…el contenido del estómago es ácido y el esófago no está preparado para soportarlo así que si el contacto de ese ácido del estómago con el esófago es muy frecuente el esófago se “quema” y se produce una enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Además si el contenido del estómago asciende por el esófago podría pasar a la vía respiratoria y producir apneas, neumonías, atragantamientos…

El tratamiento de la enfermedad por reflujo va encaminado a mejorar lo síntomas, curar el esófago que está dañado, asegurar una alimentación correcta y prevenir las complicaciones:Postural y dietético: se ha vito que lo bebes tienen meno reflujo boca abajo pero es necesario valorar cuidadosamente los beneficios que nos aporta esta postura  frente al efecto protector que contra la muerte súbita tiene dormir boca arriba. Antes de ponerle por tu cuenta a dormir boca abajo consulta con tu Pediatra!

En cuanto a la alimentación, si está con lactancia materna la mantenemos igual, si está con leche artificial  en ocasiones se usan las llamadas formulas AR (antireflujo, que son mas espesas porque llevan harinas) pero al ser más espesa permanecen más tiempo en esófago y en casos de esofagitis no van bien, las dejaremos para niños sin esofagitis y que además estén bajos de peso.

Otra opción es introducir, si ya tiene la edad para ello, la alimentación complementaria.

Medicamentos:

Pueden ser medicamentos procinéticos, es decir, que favorecen que el contenido del estomago vaya en la dirección correcta pero hay que usarlos con mucho cuidado y bajo supervisión del Pediatra porque tienen muchos efectos secundarios y algunos de ellos graves

-O pueden ser medicamentos que de alguna manera neutralicen el ácido del estómago: sales de aluminio o de magnesio y los muy conocidos ranitidina  (el más usado en niños) y omeprazol.

-En casos muy graves y que no responden al tratamiento médico a veces es necesario realizar cirugía.

Si quieres ampliar la información:

 

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/reflujo-gastroesofagico-en-bebes

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/enfermedad-reflujo-gastroesofagico

Deja un comentario