Enfermedad boca-mano-pie

sintomas mano pie boca

Al igual que sucede con otras enfermedades víricas propias de guardería, tras diagnosticar el primer caso suelen aparecer unos cuantos más. La enfermedad boca-mano-pie es una enfermedad descrita en los años 50, producida por enterovirus (sobre todo Coxsackie A16).

Puede aparecer en cualquier momento del año aunque los brotes epidémicos son más frecuentes en primavera-verano y otoño.

Pertenece al grupo de las enfermedades exantemáticas (se acompaña de lesiones en la piel) y es propia de niños pequeños en los primeros años de colegio, la mayoría son menores de cinco años.Se contagia a través de secreciones, del líquido de las vesículas y de las heces.

Las guarderías son un medio excelente para su transmisión. Además los niños contagian durante la fase aguda de la enfermedad pero también en el periodo de incubación y unas semanas después al seguirse eliminando el virus en las heces, por lo que no está claro el periodo de exclusión de guardería.

El periodo de incubación es 4-6 días aproximadamente. Los síntomas son los de un cuadro vírico: fiebre (en la mitad de los casos), irritabilidad, pérdida de apetito, dolor de garganta, tos….A continuación aparecen las vesículas (lesiones rellenas de líquido parecidas a las de la varicela) primero en la  boca y después en manos, pies, glúteos y todo el área del pañal.

Es raro que afecte a los adultos, suele ser más grave y a veces puede ser más difícil hacer el diagnóstico.La enfermedad boca-mano-pie dura 7-10 días aproximadamente. No suele ocasionar complicaciones importantes aunque puede aparecer deshidratación por el rechazo de los niños a tomar líquidos por las molestias de las lesiones de la boca.

Debemos evitar ofrecerles alimentos ácidos como los cítricos, salados y picantes porque producen más dolor en las vesículas de la boca.

No hay un tratamiento específico, es sintomático, aliviando las molestias de los niños. Los antibióticos no sirven de nada puesto que es una enfermedad de origen vírico. Podemos emplear productos de farmacia compuestos por ácidohialurónico para tratar las úlceras. A veces se emplea también  la lidocaína viscosa para disminuir el dolor y que los niños puedan tragar mejor.

En algunos casos tras unas semanas, las uñas de manos y pies se desprenden y caen (onicomadesis). Es indoloro y debajo crece una uña nueva normal pero es importante conocerlo para evitar la alarma.La enfermedad boca-mano-pie es difícil de prevenir pero es importante el lavado de manos y ser cuidadosos con las medidas higiénicas.

Otros artículos que debes consultar para la salud de tu bebé:

En qué consiste la enfermedad celiaca

Cuándo se caen los dientes de leche


Que es la enfermedad celiaca

patologia celiaca

El 27 de mayo se celebró el día de la enfermedad celiaca, una enfermedad muy frecuente y que además supone un gran trastorno para la familia ya que el único tratamiento es seguir una dieta sin gluten  presente en trigo, avena, cebada y centeno y por tanto en muchísimos alimentos de los que consumimos habitualmente.

Las dietas de exclusión son un verdadero reto para las familias.

La celiaquía es una enfermedad que afecta a una o dos personas de cada 100, lo que es una prevalencia altísima y lo que supone que está infradiagnosticada ya que entre nuestros conocidos debería haber alguno y en una consulta de atención primaria con 1200 niños asignados deberíamos encontrar  entre 12 y 24 celiacos.

La enfermedad celiaca es autoinmune, nuestro propio organismo es el que nos ataca, aparece en personas que están predispuestas por los genes que tienen y es una enfermedad que afecta a todo el organismo, sistémica, ya que tiene síntomas del aparato digestivo pero también extraintestinales.

Consiste en una intolerancia a una proteína que se llama gluten y que está presente en el trigo, avena, cebada y centeno. Actualmente no tiene cura, es una intolerancia permanente y solo desaparecen los síntomas si se sigue una dieta exenta de gluten.

Aparece en cualquier raza y población y se ha visto que los familiares de primer grado de un celiaco tienen más posibilidades de tener la misma enfermedad que la población general.  También es más frecuente en personas que ya tienen otras enfermedades de las llamadas autoinmunes como diabetes tipo I o enfermedades del tiroides. Son grupos de riesgo.

La enfermedad celiaca puede aparecer a cualquier edad y se puede presentar con síntomas muy variables y de muy distinta intensidad:

Tenemos la forma clásica en la que la persona tiene diarrea, poco apetito, pierde peso, cambios de carácter (esta e mal humor, irritable), anemia por falta y hierro…Y las formas no clásicas o atípicas en las que los síntomas no son digestivos: retraso en la pubertad, baja talla, abortos de repetición, aftas recurrentes en la boca, ansiedad, depresión…la presentación de la enfermedad es tan variada que es importante mantener un alto índice de sospecha. En no pocas ocasiones el diagnostico lo realizamos por alteraciones en analíticas que se han pedido por otros motivos.

También hay que tener en cuenta la enfermedad celiaca latente, aquellas personas que no tienen clínica ni alteraciones en su aparato digestivo pero que tienen marcadores positivos para la enfermedad: en algún momento de su vida serán celiacos.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celiaca?

Ante la sospecha por los síntomas que presenta el paciente (diarrea, pérdida de peso, estreñimiento,…) se realiza una analítica de sangre en la que se buscan los marcadores: Anticuerpos antitransglutaminasa tisular humana. Si son positivos hay que realizar una biopsia intestinal donde poder ver la atrofia de la pared intestinal y otras alteraciones típicas de la enfermedad.

Hasta ahora la biopsia era imprescindible para el diagnostico pero recientemente la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN)  ve posible realizar el diagnostico sin biopsia si la clínica es sugestiva, los anticuerpos antitransglutaminasa estén elevados 10 veces el valor normal y en un segundo análisis sean positivos otros anticuerpos que se denominan antiendomisio.

En las consultas ya estamos viendo niños diagnosticados sin biopsia. En estos casos se recomiendo comprobar que esa persona esta genéticamente predispuesto viendo si es portador en sus genes de HLA DQ2 y DQ8.

El tratamiento que hasta ahora se conoce y el único que es eficaz es realizar una dieta estricta sin gluten demanera indefinida.

Como comentábamos al principio supone un trastorno familiar importante ya que hay que comprar alimentos especiales que suelen ser más caros y mirar todas las etiquetas. Y no solo alimentos, muchos medicamentos llevan harinas o almidones entre sus excipientes, la normativa Española obliga a advertirlo en los prospectos, etiquetado y fichas técnicas de los fármacos que contengan alguna de ellas.

Poco a poco las mamás se hacen expertas y saben qué y dónde pueden comprar. Las asociaciones de enfermos celiacos también son una ayuda porque suelen tener listados de alimentos, marcas y supermercados ya confeccionadas.

El pronóstico si la dieta se hace de manera correcta garantizan poder llevar una vía normal sin embrago el no diagnosticarlo o saltarse la dieta puede tener complicaciones a medio y largo plazo que pueden ser tan graves como tumores del aparato digestivo.

Actualmente la recomendación para introducir el gluten es no antes de lo 4 meses ni despues de los 7, en pequeñas cantidades y si es poible haciendolo coincidir con que el bebé todavia tome lactancia materna ya que se ha visto que la lactancia es un factor protector frente a celiaquia.

http://www.celiacos.org/la-dieta-sin-gluten/la-dieta-sin-gluten.html

Otros artículos que te intereso visitar:

Atragantamiento en niños

¿Cuáles son los síntomas de apendicitis?

 


Urticaria aguda en niños

que es la urticaria aguda en niños

Hoy he visto en la consulta una niña con un episodio de urticaria aguda. Era la tercera vez que le pasaba. Es un cuadro muy frecuente tanto en niños como en adultos, así que voy a explicaros con las mismas palabras que utilizo en la consulta que es.

La urticaria consiste en la aparición de ronchas en la piel.

El propio nombre puede darnos una idea de cómo son las lesiones de la urticaria, la palabra deriva de ortiga porque son parecidas a las que aparecen cuando tocamos esta planta.

En la piel aparecen habones, de tamaño muy variable que están sobreelevados, son rojos y pican. Se ponen blancos cuando los apretamos con el dedo y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Es característico que los habones no estén fijos 24 horas, desaparecen en un sitio y aparecen en otro, esto se llama evanescencia. Por este motivo puede ser útil hacer fotos de la piel para ver la evolución o para ayudar en el diagnóstico en el caso de que cuando consultemos ya hayan desaparecido por completo.La duración también es muy variable desde unas horas a varios días o incluso semanas.

La urticaria se clasifica en aguda, cuando dura menos de 6 semanas que es lo que ocurre la mayoría de las veces y crónica, cuando la duración sobrepasa las seis semanas.  En estas últimas puede ser necesario pedir una analítica.

Cuando la urticaria afecta a la parte más profunda de la piel produce hinchazón y se llama angioedema.

La urticaria puede ser de origen alérgico pero también se desencadena por otros mecanismos como las infecciones y los estímulos físicos. A veces es muy complicado encontrar la causa que ha desencadenado la urticaria. Puede ser un alimento, medicamentos, picaduras de insectos, el sol, el calor, el agua, etc..

En los niños la causa más frecuente son las infecciones víricas. Este tipo de urticaria no necesita que hagamos ningún tipo de estudio.El tratamiento consiste en administrar un antihistamínico. En algunos casos puede hacer falta también un corticoide oral que debe mantenerse durante tres días para evitar la aparición de nuevos habones más intensos cuando pasa el efecto de la primera dosis, esto se llama efecto rebote.

Si la urticaria forma parte de una reacción alérgica generalizada (anafilaxia) será necesario administrar inmediatamente adrenalina intramuscular. Esta es una verdadera urgencia médica.

Para evitar el picor aconsejamos llevar ropa de algodón y holgada y evitar el sudor. Es importante que no nos rasquemos.

Hay algunos medicamentos y alimentos como las fresas, los frutos secos, el marisco, etc..que empeoran la urticaria por lo que no debemos tomarlos hasta que  esta desaparezca.

Podremos prevenir nuevos brotes de urticaria únicamente  si conocemos el desencadenante que la ha ocasionado.

En la consulta suelo acompañar la explicación de esta hoja informativa de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas: http://www.seup.org/pdf_public/hojas_padres/urticaria.pdf

 

Otros artículos que te pueden interesar:

Dermatitis Atópica

Dermatitis del pañal


Dermatitis del pañal: causas, prevención, tratamiento

como curar la dermatitis del pañal

Mientras nuestros pacientes llevan pañal y con más frecuencia entre los 6 y 12 meses, muchos de ellos (hasta el 10%) consultan por lo que llamamos dermatitis del pañal. El nombre se debe a que es una reacción inflamatoria de la piel (dermatitis) y que se produce en la zona que cubre los pañales.

La causa de esta inflamación es el contacto de una piel frágil y delicada como es la del bebé y mas en esa zona con irritantes como  son el pis, las cacas o incluso el propio pañal (si os gustan las páginas de crianza habréis vito que cada vez hay más sitios donde se pueden adquirir pañales de tela, las mamas que conozco que los usan explican, entre otros motivos, que se han pasado a la tela porque los componentes de los pañales desechables irritaban la piel de sus bebés).

Hay además algunos factores que predisponen a sufrir dermatitis del pañal: épocas del año con altas temperaturas, también la alta humedad del ambiente, cuando están con diarrea, ciertas marcas de pañales que llevan mucho plástico, si cambiamos poco al bebe de pañal…Y también factores que pueden hacer que una dermatitis del pañal se agrave: dermatitis atópica, dietas hiperproteicas, diarrea, infecciones de orina…La dermatitis del pañal produce picor, dolor, quemazón en esa zona, aparece en la parte de la piel que toca con el pañal y muy importante y que nos sirve para diferenciarlo de otras dermatitis: respeta los pliegues, es decir, no hay dermatitis en los pliegues de las ingles. La zona afectada se pone roja, brillante, incluso puede llegar a tener ulceras superficiales que sangren un poquito.

Es importante y a veces no es fácil, diferenciarlo de otras lesiones de la piel que pueden aparecer en la zona del pañal:dermatitis atópica, psoriasis, candidiasis, dermatitis seborreica, dermatitis de contacto

¿Y cómo podemos prevenir la dermatitis del pañal?

Es básica la limpieza diaria, sólo con agua o con un jabón de pH acido. Las toallitas húmedas son muy practicas…fuera de casa, en casa mejor agua y secar después la zona con una toalla de algodón.

Cambiar los pañales con frecuencia, evitar los que tienen mucho plástico

Usar cremas específicas para el cambio de pañal. El talco en polvo no es bueno porque se puede aspirar. Ayudan a tener la zona seca las cremas en pasta (pasta al agua) y las que llevan oxido de zinc.

¿Cómo tratar la dermatitis del pañal?

Si es leve bastará con aumentar la frecuencia del cambio de pañal, incluso dejándolos algún rato sin pañal, mantener la zona seca y usar cremas con oxido de zinc.

Cuando ya está un poco peor es necesario emplear corticoides tópicos, sobre la piel, de baja potencia, una o dos veces al día, en ciclos cortos, no más de 5 días.

Si aun así no mejora se puede utilizar corticoides de potencia media. No hay que olvidar y dejar de tratar las complicaciones porque una dermatitis del pañal que no va bien puede estar sobreinfectada por bacterias (en cuyo casa necesitaríamos usar antibióticos en crema o incluso orales) o por hongos (candidiasis, para lo que usamos antimicóticos tópicos)

Para saber más:

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/dermatitis-panal

http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatitis-panal.pdf

Información sobre dermatitis atópica en Miconsultadepediatria.com

 


Dermatitis atopica

dermatitis atopica niños

Seguro que todos conocéis a alguien que tiene un niño con dermatitis atópica y lo mal que lo pasan en los brotes. Vamos a hacer un breve repaso del tratamiento y sobre todo de la prevención.

Como ya os comentamos tenemos intención de hacer una serie sobre los problemas de la piel en los niños, la semana pasada hablamos demolluscum contagioso y hoy vamos a por la dermatitis atópica.

El motivo de los temas y el orden son mis hijos y lo que a mi más me preocupa en cada momento: Javier con su molusco y ahora Sara con su dermatitis. Es un problema que viene de lejos porque ya tiene dos años y empezó al poco de cumplir los 3 meses, era invierno, llevaba gorrito y en la zona de roce, en carita y dorso de pie le salieron las lesiones típicas que luego describiremos.

La de la zona de roce del gorrito en el cuello le picaba tanto y se rascaba con tal desesperación que en alguna ocasión incluso llegó a sangrar. Lo mismo le paso en la flexura del tobillo su primer verano. Ahora tenemos temporadas buenas y temporadas regular, justo ahora está con un brote en la parte posterior de las rodillas y la pobre me pide que le ponga crema en las pupas.  Nos parece muy importante que conozcáis el tratamiento y, sobre todo, la prevención de nuevos brotes.

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria, crónica y recidivante, esto es, que se repite. Es bastante frecuente ya que afecta hasta al 15% de la población y lo que es curioso es que se ha visto como en los últimos 10 años ha ido en aumento quizá debido a la contaminación o a la exposición a productos alergénicos.

El 60% presentan el primer brote antes del año de vida y nunca antes de los 2 meses. La mayoría tienen antecedentes de alergia en la familia, no es nuestro caso.

La piel atópica es una piel seca, que pica mucho y en la que se ven eccemas que junto con la sequedad son la lesión mas típica. En los niños pequeños suele aparecer en mejillas y nalgas y cuando van siendo mayores en zonas de flexion como el hueco de la rodilla.

Es una piel frágil, hay que vigilar que no se infecten las lesiones al rascarse, también son más susceptibles de presentar  verrugas, molluscum contagioso, herpes simple…y también hay que investigar que no presenten otras atopias (asma, urticaria, rinitis…)

Después de la pubertad entre un 40 y un 60% siguen teniendo síntomas.

Es importante que los papás tengan claro que es una enfermedad crónica que evoluciona en brotes y que aunque no hay ningún tratamiento curativo sí que se puede actuar sobre lo que lo desencadena y tratar el brote:

Tratamiento del brote.

Corticoides sobre las lesiones, es importante usar el de potencia más baja que sea efectivo. Los corticoides siempre dan un poco de miedo pero aplicándolos de la manera correcta y el tiempo adecuado son un gran aliado contra la dermatitis atópica.

En ocasiones si el brote es muy intenso es necesario darlo por vía oral.

Inmunomoduladores (Elidel) son una alternativa a los corticoides pero no los sustituyen,  se pueden usar en cara y pliegues y han demostrado ser eficaces y seguros. Su seguridad a largo plazo esta aún pendiente de estudio.

Antihistamínicos orales, que son medicamentos que alivian el picor intenso de estas pieles. Nunca se deben aplicar en crema.Antibióticos cuando hay lesiones sobreinfectadas, en primer lugar sobre la piel, tópicos, pero si es necesario también por vía oral.

Prevención de la dermatitis.

Evitar usar prendas de lana. Mejor de algodón, lino…y no sobreabrigar ya que el sudor  y el calor hace que la piel pique más y las lesiones se intensifiquen.

Utilizar detergentes neutros con la ropa, no usar suavizantes.

El baño tiene que ser muy corto, el agua es “enemiga” de estas pieles, no debe estar demasiado caliente, 30-33º, usar jabones neutros o extractos  de avena y champú especifico para pieles atópicas.

Secar sin frotar, a toquecitos

Aplicar hidratante, la que le funcione a cada niño. Muchas veces oímos en la consulta que tal crema le iba muy bien pero ahora ya no. Es necesario probar, a veces una barata pero muy hidratante les funciona bien.

Cuidado con algunas cremas que llevan urea, ácidos glicólico, pirúvico, alfahidroxilactico porque aunque son muy hidratantes sobre piel con eccema son irritantes y producen picor. Hay que reservarlas para la piel “sana” entre brotes La hidratación debe repetirse a lo largo el día.

Uñas cortas para evitar que al rascarse se hagan heridas, en los bebés a veces es necesario ponerles manoplitas de algodón para evitar que se rasquen.

Evitar el contacto con la piel de alimento ácidos como tomate o naranja porque agravan el picor y el eccema.

Y sobre todo mucha paciencia, cuidado y dedicación, recordad que es una enfermedad crónica que cursa en brotes, cuando la piel está bien hay que seguir cuidándola con la misma delicadeza y tesón y actuar en seguida que se noten los síntomas de un nuevo brote.

Para ampliar información: http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/dermatitis-atopica

http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatopica.pdf     

Y si teneis alguna duda www.miconsultadepediatria.com


Atragantamientos niños

que hacer si un niño se atraganta con comida

Los que tenéis niños sabéis lo aficionados que son a llevarse todo a la boca, lo que deben y lo que no y más de uno nos hemos llevado un susto con este tema de los atragantamientos: un fruto seco, una gominola, un juguete… …la variedad de objetos que pueden ponerles en peligro es inmensa.

Por eso no nos cansaremos de decir que lo primero es la prevención: revisar los juguetes que les dejamos a su alcance, que no tengan piezas pequeñas o que se puedan desprender (ojo con los hermano mayores y las cosas que les pueden prestar!!), no darles frutos secos si tienen menos de 5 años,  supervisarles mientras comen…

Si a pesar de todos los cuidados se atragantan se pueden plantear varias situaciones:

-El niño está consciente y tose: nada de golpes ni dedos en la boca, hay que colocarle incorporado y animarle a toser fuerte.

El niño está consciente pero no tose y se ve que se está ahogando: si vemos el objeto en la boca intentamos extraerlo pero no lo hacemos a ciegas nunca, si no lo vemos no metemos lo dedos en la boca.

Si es un lactante hay que reclinarlo boca abajo, con la cabeza un poco más baja que el cuerpo, sobre nuestro brazo y darle 5 golpes fuertes con el talón de la mano entre las escápulas y a continuación sin cambiar la inclinación ponerle boca arriba y hacer 5 compresiones fuertes y lentas en el sitio donde se hace el masaje cardiaco (en el tercio inferior el esternón).

Después de esta secuencia comprobamos si el niño esta consciente y revisamos la boca por si vemos el objeto. Si no lo vemos continuamos con los 5 golpes entre las escápulas-5 compresiones torácicas hasta que se resuelva.

golpes espalda atragantamiento niñoSi es un niño la operación es parecida pero con él de pie echado un poco para delante: 5 golpes fuertes entre las escápulas seguido de 5 compresiones abdominales cogiéndole desde detrás (seguro que lo habéis visto en laguna película, se llama maniobra de Heimlich): nosotros detrás del niño, nuestro puño en la parte alta del abdomen, debajo del esternón y la otra mano rodeando el puño y apretamos hacia adentro y hacia arriba como si quisiéramos levantarle del suelo pero sin llegar a hacerlo. Después de esta secuencia, como en el lactante, se comprueba la consciencia y si vemos el objeto. Si no lo vemos seguimos hasta que se resuelva.-si el niño está inconsciente habría que iniciar maniobras de RCP como si se tratara de una parada cardiorespiratoria.

Como veis es mejor no verse en una situación así por lo que repetimos: PREVENCION, PREVENCION, PREVENCION


sintomas apedicitis

Una de las mayores preocupaciones de las familias cuando los niños tienen dolor abdominal es el miedo a que se trate de apendicitis.

Aunque la mayoría de los dolores abdominales no se deben a apendicitis es importante diagnosticarla para evitar complicaciones.

La apendicitis es la urgencia quirúrgica más frecuente en la infancia. Se debe a la inflamación del apéndice, un segmento con forma de dedo que sobresale en el intestino grueso. Cuando se perfora produce la peritonitis, una infección muy grave.

Puede afectar a cualquier edad aunque es raro que aparezca antes de los dos años  y hay más casos entre los seis y los doce años

¿Qué síntomas produce la apendicitis?

Es característico el dolor abdominal que empieza alrededor del ombligo y que se va desplazando hacia la parte inferior derecha del abdomen (fosa iliaca derecha) El dolor es continuo y aumenta de intensidad cuando va pasando más tiempo.

Empeora cuando el niño se mueve, salta, tose o al apretar y soltar sobre esa zona. Un niño con dolor abdominal que se ríe, corre y juega es poco probable que tenga apendicitis.

Puede acompañarse de nauseas y vómitos, que aparecen después que el dolor, al contrario de lo que sucede en las gastroenteritis. También suele aparecer pérdida de apetito y febrícula. Algunos niños tienen también diarrea, aunque en otros aparece estreñimiento.

A veces puede producir síntomas como los que aparecen en una infección de orina lo que hace que el diagnóstico sea más difícil. En los niños más pequeños también puede ser más complicado detectarla.

El diagnóstico es clínico, según los síntomas y la palpación abdominal. La analítica de sangre y las pruebas de imagen (ecografía abdominal) pueden ayudar a confirmar la sospecha.

El tratamiento es quirúrgico y consiste en extirpar el apéndice, la operación es sencilla y si el apéndice no se ha perforado no suele producir complicaciones.